STAR WARS
LA SAGA ORIGINAL Y SU HERENCIA GALÁCTICA


LA GUERRA DE LAS GALAXIAS (1977)

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…como aficionado al cine encontraba impensable comenzar a escribir sobre La Guerra de las Galaxias sin hacer uso de las afamadas palabras que nos dieron la bienvenida al inabarcable universo que George Lucas creo y estreno en 1977. Aquella película no solo supuso un antes y un después para la ciencia ficción sino que además, gracias a su incontestable éxito, cambio para siempre a la industria cinematográfica tal y como era conocida. Esta rara cualidad, curiosamente, suele ser vinculada a grandes superproducciones o cintas de corte fantástico que alcen la imaginación y el genio a un escalón superior al de la conciencia y la moral; No me entiendan mal, las película de elevado mensaje construyen la grandeza del séptimo arte como vehÍculo necesario para influenciar en la sociedad o en los individuos, pero las producciones que consiguen cautivar la imaginación del gran publico a la par que luchan contra las restricciones propias de la técnica para llevarlas acabo son las que escriben con pluma de oro la historia del cine como, por ejemplo, King Kong (1933) o el film que aquí nos ocupa.

La Guerra de las Galaxias es una cinta de ciencia ficción tan colosal que se permite abarcar de manera eficiente y novedosa géneros tan dispares como el western, la aventura, la fantasía, las películas Jidaigeki, el romance y la ciencia ficción clásica, convirtiéndose de esta manera en una producción eterna, al combinar todos esos pequeños elementos cinematográficos con los que todos estamos más o menos familiarizados. No en vano, George Lucas encontró en Las Aventuras de Flash Gordon y en La Fortaleza Escondida (Akira Kurosawa – 1958) sus mayores influencias a la hora de elaborar el complejo universo galáctico y la historia que lo sustentaba. El cineasta afirma que comenzó a desarrollar el concepto “Star Wars” justo después de finalizar su primer largometraje (el film de ciencia ficción, estrenado en 1971, THX 1138) el cual le valió un acuerdo para el desarrollo de dos películas con United Artists, siendo la primera American Grafitti (aunque United Artist le paso el film a los Estudios Universal) y la segunda La Guerra de las Galaxias, en la que comenzó a trabajar el 17 de abril de 1973, durante el rodaje de American Grafitti.

Atareado, como tan solo un joven cineasta cargado de deudas puede estar, Lucas comenzó a realizar pequeñas anotaciones que terminaron por convertirse en el germen de la epopeya galáctica que hoy todos conocemos. Una sinopsis de dos paginas titulada “The Journal of the Whills” fue el resultante de todas aquellas singulares ideas que se agolpaban en los variopintos apuntes del realizador y aunque en un principio todas las personas a las que le presento la idea vinculadas a la industria cinematográfica le aseguraron que la historia era demasiado compleja como para ser comprendida por el gran publico, buena parte de las ideas que se daban cita en aquel pequeño borrador terminaron convirtiéndose en los cimientos sobre los que se asentaría la historia final. United Artists y Estudios Universal dejaron escapar la idea en 1973 y Lucas término encontrando financiación y seguridad en 20th Century Fox tras persuadir a Alan Ladd, Jr, el ejecutivo más importante de la Fox por aquel entonces. Ladd creía en Lucas y pensaba que se trataba de un joven cargado de talento e imaginación por lo que le firmo para escribir y dirigir la futura película.

En mayo de 1974, el que podría ser considerado como el primer borrador original de La Guerra de Las Galaxias, vio la luz y aunque cambio muchos elementos (en un principio el protagonista seria un veterano general y no un “adolescente”) y otros fueron reintroducidos (como los Jedi y sus enemigos los Sith) muchas de las nuevas ideas que poblaban aquel primer guión tuvieron que ser pulidas a lo largo de 1975 y 1976, siendo este ultimo año el que vería como, tras cuatro borradores, se aprobaba el guión de preproducción definitivo. 20th Century Fox, gracias a la fe que Alan Ladd, Jr tenía en el proyecto y en Lucas, aprobó un presupuesto inicial de 8,250,000 dólares para realizar la película y aunque no era una cantidad verdaderamente significativa, el director de THX 1138 se puso manos a la obra, algo que ya hacia desde 1975, tras enterarse que el departamento de efectos especiales de la 20th Century Fox había sido desmantelado, lo que le llevo a fundar la compañía Industrial Light & Magic para que se encargara de todos los efectos visuales de la película desde un modesto almacén situado en Van Nuys, California.

El Rodaje comenzó en la primera mitad de 1976 y poco a poco, la sombra de “producción gafada” comenzó a planear sobre todos aquellos vinculados de un modo u otro al proyecto. Uno de los primeros contratiempos fue ir al menos una semana por detrás de las fechas pautadas debido a una poco convencional tormenta en Túnez (algo que le volvió a ocurrir cuando regresó al país en 1998/99 para filmar La Amenaza Fantasma), fallos con los accesorios e incluso lesiones entre los actores. Tras su paso por el país norteafricano se pensó que en los entornos más controlados de los Estudios Elstre, donde se filmaría el resto de la película, los problemas desaparecerían pero, en lugar de desvanecerse aumentaron. Lucas tuvo que lidiar en los estudios londinenses con la desidia y el poco interés que el proyecto generaba en los miembros del equipo de rodaje e incluso los actores. Se extendió la idea de que la película se trataba de un film para niños, lo que llevo a que muy pocos de los implicados en sacar adelante la cinta se tomaran su trabajo en serio. Las bromas constantes entorno a la historia y las quejas de los interpretes se convirtieron en la realidad que un deprimidos y criticado George Lucas (se decía que las únicas órdenes que daba como director se limitaban a repetir una y otra vez: “más rápido” y “con más pasión) tenia que hacer frente día a día.

El proceso de postproducción tampoco fue un camino de rosas y la película, debido a los retrasos que sufrió, tuvo que ser estrenada en el verano de 1977 en lugar de las navidades de 1976 como se había previsto. El estresado Lucas (se le llego a diagnosticar hipertensión durante las fases finales de producción) tuvo que enfrentarse a los ejecutivos de la Fox (querían cambiar el titulo de la película a toda costa), a innumerables cambios técnicos (todos los sonidos pautados originalmente fueron modificados, así como algunas voces), a las dificultades que tuvo que hacer frente Industrial Light & Magic para crear unos efectos especiales sin precedentes y a las criticas de sus colegas cineastas (salvo de uno, como ya descubrirán más adelante en las curiosidades). Finalmente la película fue estrenada el 25 de Mayo debido a que 20th Century Fox creía que la cinta seria “masacrada” en taquillas por films como Los Caraduras (Hal Needham – 1977) del, por aquel entonces, popularísimo Burt Reynolds. Como es obvio, ninguna de las fatalistas opiniones entorno a La Guerra de las Galaxias se cumplieron y la cinta termino convirtiéndose en la película más taquillera de la historia, superando al blockbuster de 1975, Tiburón.

A nivel personal, la trilogía original de La Guerra de Las Galaxias (el propio Lucas asegura que siempre existió la idea de realizar al menos tres películas, porque desde un principio sabia que la historia que quería contar jamás podría ser narrada en un único film al ser el arco argumental demasiado extenso) se encuentra entre mis 10 películas preferidas. La gigantesca cantidad de recuerdos que se amontonan entorno a estos films me llevan a mi infancia, cuando lo único que me importaban eran los monstruos/criaturas y los espectaculares efectos especiales, a mi adolescencia, cuando comencé a apreciar la historia sobre la que fluía toda la aventura. Desde un punto de vista técnico, es realmente impresionante la imaginación y creatividad que se empeño en crear todos los seres que enriquecen cada escena con su presencia por medio de marionetas y animatronics (un arte en extinción gracias al auge del CGI). Como dije con anterioridad, lo que creo que hace a la historia ser tan atemporal es la sabia combinación de pequeños elementos de diversos géneros fácilmente reconocibles. Lucas combino toda suerte de historias épicas en una sola y acertó.

Evidentemente no pudo dejar pasar por alto la excelente música que acompaña a todos los films…a fin de cuentas es la mejor de las historia según el American Film Institute. Todo el que una vez ha visto la trilogía original se siente vinculado emocionalmente a la majestuosa banda sonora que John Williams elaboro al encontrar en ella retazos de su memoria y un excelente abanico sonoro para futuribles momentos. El acompañamiento musical de cada escena, así como el nutrido espectro sonoro, llegan a convertirse en una parte tan esencial de la película que es imposible imaginarla sin ellos.

Me siento muy unido a La Guerra de las Galaxias, no solo por haberla visto a una edad muy temprana, sino por ese inexplicable alo de inocencia que envuelve a toda la cinta. El espectacular planteamiento, la sensacional música, las variopintas criaturas, la trepidante acción, la épica historia, los excepcionales elementos sonoros, el carisma de los personajes, la cuidada ambientación, el esmero visual, la familiaridad de los elementos argumentales son en gran medida los elementos que componen una fastuosa obra que a pesar de haber sido estrenada en una década famosa por su melancólica visión del futuro, hizo recordar que el cine puede ser un excelente medio de entretenimiento, cargado de magia. (Cesar Del Campo De Acuña).


LOS CARTELES





































LOBBY CARDS




























DETRÁS DE LAS CÁMARAS

















POSTERS PUBLICITARIOS

Posters lanzados en 1977 en EEUU por la compañia Coca Cola, en colaboración con la cadena Burguer King, iniciando lo que hoy conocemos como "merchandising" de estrenos cinematográficos. En España, se obsequiaban en las tiendas, a cambio de cierto número de tapones de las botellas.






EL ESTRENO

Anuncio de prensa de su estreno en EEUU en mayo de 1977

 Página de "La Vanguardia" del dia del estreno en Barcelona de la película, el viernes, 4 de noviembre de 1977.

 Aglomeración en el estreno mundial, en Hollywood.


LAS SECUELAS


EL IMPERIO CONTRAATACA (1980)


































EL RETORNO DEL JEDI (1983)





























LA AMENAZA FANTASMA (1999)















EL ATAQUE DE LOS CLONES (2002)














LA VENGANZA DE LOS SITH (2005)














EL DESPERTAR DE LA FUERZA (2015)






















ROGUE ONE (2016)








LAS HEREDERAS DIRECTAS DE LA SERIE

LA AVENTURA DE LOS EWOKS (1984)



LOS EWOKS Y LA BATALLA POR ENDOR (1985)



THE CLONE WARS (2008)



16 PELÍCULAS EN LA GALAXIA DE LUCAS

El universo legendario ideado por George Lucas revolucionó, en el sentido más literal, el adormecido cine mundial de finales de los 70. La Ciencia-Ficción era de nuevo un género popular, rentable y bien visto (y con presupuesto, no saldos miserables). Así, todo aquello que tuviera que ver con las galaxias, espacio, naves y héroes cósmicos se apoderó del séptimo arte para quedarse, no solo en el celuloide. La cultura de masas ya nunca volvió a ser la misma. Las imitaciones, herederas bastardas, paródias o simplemente plagios de la saga proliferaron como hongos. Por ejemplo, sin ella, la serie televisiva STAR TREK no hubiera logrado una segunda vida en la gran pantalla tras el fracaso del largometraje de Robert Wise en 1979. Este es un breve recorrido por esa "herencia galáctica".


GALAXIAS AÑO 2000 (1977)



LOS INVASORES DEL ESPACIO (1978)



 GALACTICA (1978)



 EL ABISMO NEGRO (1979)



STAR CRASH (1979)



BUCK ROGERS, EL AVENTURERO DEL ESPACIO (1979)



MOONRAKER (1979)



EL MUNDO QUE VIENE (1979)



FLASH GORDON (1980)



SATURNO 3 (1980)



LOS 7 MAGNÍFICOS DEL ESPACIO (1980)



DÜNYAKI KURTARAN ADAM (1982)



KRULL (1983)



YOR (1983)



MASTERS DEL UNIVERSO (1987)



LA LOCA HISTORIA DE LAS GALAXIAS (1987)